tesla-semi-2017

El vehículo pesado de Tesla equipará cuatro motores independientes en los ejes traseros de la tractora.

A medida que Tesla ha ido probando su camión Semi en condiciones reales, con servicios para el transporte de vehículos de la propia compañía y baterías en los Estados Unidos, e introduciendo mejoras de ingeniería para completar el desarrollo de un modelo que hace unos meses era una pura quimera, parece que los plazos para que el vehículo pesado del fabricante se convierta en realidad van cerrándose.

En este sentido, un mail filtrado en Twitter desvela que la marca norteamericana tiene previsto empezar una producción limitada de los primeros Tesla Semi en el segundo semestre de este mismo 2020.

De hecho, el fabricante ha podido probar que su revolucionario camión eléctrico ofrece un buen comportamiento en carreteras difíciles y se apresta a probar su rendimiento en las duras condiciones invernales de estos meses y con poca tracción, ante la intención de darle un último empujón al diseño y terminar los detalles del nuevo camión eléctrico.

El vehículo pesado de Tesla equipará cuatro motores independientes en los ejes traseros de la tractora y contará con dos versiones con autonomías, respectivamente de 300 y de 500 millas (equivalentes a unos 500 y 800 kilómetros, en cada caso) que, a su vez, tienen unos precios estimados de 150.000 y de 180.000 dólares, que corresponden a unos 135.000 y unos 162.000 euros, en cada caso.