neopanamax-en-el-canal-de-panama

El Canal de Panamá quiere sacar el máximo partido a las nuevas esclusas.

El Canal de Panamá implementará un conjunto de acciones operativas para aprovechar la capacidad de las nuevas esclusas neopanamax. 

En concreto, incrementará de seis a siete tránsitos neopanamax reservados diarios a partir del próximo 1 de diciembre, y luego a ocho tránsitos neopanamax reservados por día en los primeros meses del 2018.

Los gestores de la infraestructura panameña aseguran que la vía interoceánica enfrenta una agresiva competencia de otras rutas, «lo que impone la necesidad de ofrecer la confiabilidad que exigen nuestros clientes para atender los volúmenes de carga por la ruta de Panamá», señalan.

Desde su apertura el 26 de junio de 2016, el Canal ampliado ha superado con creces las expectativas que se tenía para el primer año de operaciones de las esclusas neopanamax, cuando se anticipaba un promedio de tres a cuatro tránsitos diarios y buques con capacidades en el rango de 8.000 TEUs.

La rápida aceptación de la industria marítima han traído estos buenos resultados, por lo que el Canal de Panamá «no puede dejar pasar la oportunidad que ofrece el mercado de transitar más buques», señalan los gestores.

Medidas para mejorar la seguridad

Con el fin de garantizar el tránsito seguro de los buques, estas medidas están acompañadas de la culminación del proyecto de ensanche a 305 metros de la bordada de Gamboa, complementado por la instalación de boyas y nuevas enfilaciones para el paso y encuentro de buques neopanamax.

Por otro lado, el Canal de Panamá también implementará una asignación más eficiente de los remolcadores para los buques neopanamax, garantizando siempre la seguridad de la operación.

Posteriormente, los gestores evaluarán los resultados con el objetivo de adoptar medidas adicionales para aumentar de forma sostenida su capacidad a partir del año 2019.