El Canal de Panamá ha cerrado su año fiscal 2021, finalizado el 31 de septiembre, con un récord anual de 516.7 millones de toneladas movidas, lo que implica un incremento anual de un 8,7% y de un 10% con respecto a 2019, el último año fiscal antes de la pandemia.

Los segmentos de transporte de GNL y GLP, portacontenedores, graneleros y portavehículos son los que han impulsado los tráficos por la vía interoceánica en el último ejercicio.

En concreto, los portacontenedores han alcanzado los 184,3 millones de toneladas, con una subida anual de un 10,8%, mientras que los graneleros han movido 90 millones de toneladas por la infraestructura (+11,2%), los quimiqueros han alcanzado los 65 millones de toneladas (-6,1%), mientras que los tránsitos de GNL totalizan 61 millones de toneladas (+31,4%) y GLP contabilizan 52,8 millones de toneladas en el último ejercicio fiscal del Canal de Panamá (+18,4%).

Además, entre el 1 de octubre del año pasado y el 30 de septiembre de este mismo ejercicio se han registrado un total de 13.342 tránsitos, con un incremento de un 0,1% con respecto a un año antes.

Las principales rutas de la vía por tonelaje en el año fiscal 2021 son las que unen la costa este de los Estados Unidos con Asia, la que enlaza la fachada este estadounidense con la costa oeste de América del Sur, los servicios desde la costa oeste de América del Sur a Europa.

De cara al futuro, los responsables del Canal darán a conocer su hoja de ruta de la próxima década, que describe los pasos que tomará para alcanzar la neutralidad de carbono para 2030, mientras que, al tiempo, también explorará una nueva estrategia de precios que promueva la eficiencia y bajas emisiones de carbono de los barcos que transitan la vía.