Centro Logístico de Alfaland en Zaragoza

Centro Logístico de Alfaland en Zaragoza.

El Centro Logístico de Alfaland, ubicado en Puebla de Alfindén, en Zaragoza, ha cumplido este 2014 cinco años desde su puesta en un funcionamiento. En un primer balance de lo que han supuesto estos cinco años, el distribuidor para el mercado ibérico de las carretillas del fabricante Hyster, afirma que la apuesta «se ha convertido en una realidad sostenible».

Este centro logístico es uno de los pilares estratégicos de la compañía, con un papel fundamental en su desarrollo estratégico. Con esta plataforma de 10.000 m² se ha conseguido, mejorar los servicios de suministro a los clientes y ahorrar costes, debido a las sinergias y economías de escala generadas.

Consta de tres áreas principales, divididas en recambios, logística y taller. Alberga también la Unidad Territorial que da cobertura a Aragón, Guipúzcoa, Navarra y Soria.

La apuesta ha permitido al distribuidor centralizar su división de recambios, debido a la especialización de sus 25 empleados, al nuevo posicionamiento realizado en el mercado y al desarrollo de nuevos canales de venta.

Concretamente, el departamento de recambios está formado por ocho personas, dedicadas a la atención de los 20 centros de Alfaland y a sus clientes directos, con una facturación superior a los 2.500.000 euros y unas perspectivas de mercado en aumento.

Claves del éxito 

En estos años de funcionamiento, la plataforma ha permitido centralizar la gestión de los recambios, con la consiguiente optimización del nivel de stock, y un mejor control de las existencias. Esto ha dado lugar a tener una disponibilidad de stock muy elevada, que hace posible que se dé una cobertura del 96% de las referencias en 24 h, así como un incremento en la precisión de los envíos del 50%.

Por otro lado, se ha renovado el concepto de taller, al haberse implantado en estas mismas instalaciones un sistema basado en el ‘lean manufacturing’ a través del cuál se ha conseguido aumentar la productividad, mejorar la calidad y reducir los plazos de entrega de las unidades nuevas y usadas y las incidencias en garantía en más de un 50%

Por último, en el almacén se ha centralizado también la flota de alquiler, lo que permite gestionar de forma más eficaz el estado de la flota de alquiler de pulmón, recortando los costes de mantenimiento, transporte y almacenamiento.