Un dron sobrevolando la ría de Bilbao.

Uno de los trabajos presentados combina la tecnología RFID y los drones aplicados a la monitorización de cargas en el ámbito de la logística portuaria.

En 2017, el Clúster de Movilidad y Logística de Euskadi ha impulsado la participación en 11 proyectos de 21 empresas vascas en el programa de aceleración europeo Neptune, de cuyo consorcio internacional forma parte.

Dicho programa tiene como objetivo impulsar el emprendimiento y la innovación en las pymes, promoviendo la colaboración transfronteriza y favoreciendo el crecimiento de nuevas cadenas de valor en el sector ‘Blue Growth’ (entornos marítimo, fluvial, portuario y de energía marina, y medio ambiente).

En total, el País Vasco ha obtenido 331.000 euros procedentes de los fondos europeos gestionados por el consorcio, un 13% del total adjudicado. Lo cierto es que de los 11 proyectos propuestos, la mitad han resultado financiados.

En la primera convocatoria del programa, el Clúster propuso un trabajo que combinaba la tecnología RFID y los drones aplicados a la monitorización de cargas en el ámbito de la logística portuaria que obtuvo una subvención de 60.000 euros para su desarrollo.

Para la segunda, presentó un total de 10 proyectos, de los que cuatro han obtenido financiación, que se deberán ejecutar a lo largo de 2018.

El proyecto ‘Beach Live’ desarrollará un servicio de información para facilitar la vigilancia y la conservación de las costas mediante el uso de drones y de tecnologías de visión artificial.

Por su parte, el proyecto Ubiqo, busca optimizar las infraestructuras portuarias mediante el uso de tecnología RFID, reconocimiento facial y aplicativos móviles.

También para su aplicación en puertos, el proyecto IOT System tiene como objetivo la mejora de la gestión del tráfico de camiones y cargas mediante el uso de sistemas IoT .

Y, también mediante internet de las cosas, el proyecto Ismass, propone monitorizar stocks y temperatura en almacenes de biomasa y cereal.