El crecimiento del comercio electrónico se cuela por los resquicios menos esperados y extiende sus efectos por todo el sector logístico y de transporte.

En este sentido, un estudio realizado por Sumauto caulcula que la necesidad de entregar los pedidos del canal on-line impulsará las ventas de camiones en España un 0,4%, hasta un volumen total de 23.000 unidades en 2020.

Junto con este factor, también influyen en el mercado español de vehículos industriales variables coyunturales económicas como la construcción privada, así como la relativa facilidad existente en el acceso al crédito para la compra de camiones nuevos, principalmente a través de las financieras de las propias marcas.

Así pues, el parque de vehículos pesados en su conjunto, incluyendo autobuses, crecerá un 0,8% este año, tres décimas más que en 2019, aunque, al mismo tiempo, el parque también se envejecerá en paralelo y con él, su impacto medioambiental, ya que, según el estudio, más del 60% de todos los vehículos pesados del país superan los diez años de antigüedad.

Por otra parte, a juicio de Sumauto, también se observan dificultades para dar salida a los vehículos de ocasión, ante la carga de stock existente y las bajas cuotas de renting o leasing que se vienen aplicando, lo que presiona a la baja los precios  y convertiría a los concesionarios en intermediarios de una posventa cautiva.