Desembarque hortofruticola puerto

Las ventas de hortalizas han crecido un 2% en volumen, mientras las de las frutas han caído un 3%.

El comercio de frutas y hortalizas frescas entre los Estados miembros de la Unión Europea se mantiene estable, con 21 millones de toneladas movidas en el primer semestre de 2018, aunque su valor se ha reducido un 1% hasta los 19.991 millones de euros, según datos de Eurostat recogidos por Fepex.

En el caso de las hortalizas, el volumen ha llegado a los 11,6 millones de toneladas, un 2% más, pero el valor se ha reducido un 7% hasta los 8.914 millones de euros. Destaca la patata, que con cuatro millones de toneladas comercializadas, ha crecido un 3%.

La patata ha sido el producto más comercializado, con cuatro millones de toneladas en el periodo analizado, un 3% más, con un retroceso del 20% en el valor, hasta los 934 millones de euros.

Francia, Alemania, Países Bajos y Bélgica son los principales vendedores, mientras España es el primer exportador de tomates, con 518.592 toneladas que suponen un descenso del 1%, por un valor de 570,8 millones, un 6% más.

En el ámbito de las frutas, el comercio intracomunitario se ha situado en 9,3 millones de toneladas que implican una caída del 3%, aunque el valor ha crecido un 4% hasta los 11.067 millones de euros.

Los flujos comerciales entre los países comunitarios están consolidados y no ha habido cambios significativos entre los principales países importadores, que son actualmente Alemania, Francia y los Países Bajos.

En cuanto a los países exportadores, España, Países Bajos y Francia siguen ocupando las tres principales posiciones, aunque España ha registrado un ligero retroceso, con 6,4 millones de toneladas exportadas por un valor de 7.074 millones de euros.