Las organizaciones empresariales integradas en el Comité Gallego de Transportes han remitido esta misma semana una carta al presidente de la Xunta de Galicia con varias solicitudes.

Así pues, en la misiva se solicita, entre otras cuestiones, que teniendo en cuenta la situación actual derivada de la pandemia se regule la prohibición de la carga y descarga por parte de los conductores profesionales en el transporte público de mercancías en Galicia, aunque la determinación de estas labores corresponde a la Administración central.

De igual manera, el órgano consultivo gallego también pide que en los parques empresariales, en la red principal de carreteras y en las vías de alta capacidad que discurren por Galicia se autorice la apertura de establecimientos de hostelería que presten servicios como duchas, aseos y restauración al personal del transporte de mercancías por carretera.

En este mismo sentido, el transporte gallego estima que debería autorizarse la expedición de comida para llevar, asi como el consumo de la misma en el interior de estos locales, con la previa identificación de los conductores profesionales y la toma de medidas preventivas higiénicos sanitarias para que los chóferes puedan sentarse en los establecimientos a consumir con dignidad y observando las cautelas para evitar la expansión de los contagios.