La última reunión entre el Comité Nacional y el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha vuelto a saldarse con un nuevo desacuerdo, aunque las fechas de las movilizaciones van echándose encima.

En relación con la propuesta presentada por el Departamento Ministerial, el órgano que agrupa a las patronales del transporte estima «que, suponiendo un cierto avance respecto del documento anterior, aún queda lejos de los objetivos del Comité Nacional del Transporte por Carretera, en cuanto a la mejora de las condiciones laborales de los conductores, así como un pulmón económico inmediato para profesionales y empresas».

En consecuencia, el sector mantiene su convocatoria de paro para los días 20, 21 y 22 de diciembre e insiste «en la necesidad de que estas medidas se introduzcan por un procedimiento legislativo de extrema celeridad, en atención a la situación crítica y de urgente necesidad por la que atraviesa el sector».

Parece como si las patronales del transporte, escaldadas tras ocasiones anteriores en que grandes promesas quedaron en nada, quisieran asegurar que las medidas que se acuerden acaben siendo realidades tangibles.

De nada parece haber servido que la propia ministra Raquel Sánchez haya mostrado durante el encuentro, según informa el propio Comité, «su preocupación por el estado del sector, su conocimiento de los problemas expuestos en esta negociación y su voluntad por alcanzar una solución acordada».

La próxima semana se volverá a producir una nueva reunión para intentar encontrar un punto de encuentro.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px