La falta de acuerdo en las negociaciones sobre el alcance del ERE en Hermes Logística, tanto en reuniones pasadas, como en el ánimo con que se afrontan las que quedan, parece abrir el camino hacia una huelga en la filial de Naviera Armas Trasmediterránea.

Según Comisiones Obreras, tras cinco reuniones infructuosas, solo se han producido lo que el sindicato califica de «argumentos pueriles para despedir barato, acompañadas de escaso contenido sustancial por parte de la empresa, que se ha dedicado a rellenar el tiempo de sus intervenciones con palabrerías técnicas que no eran relevantes».

La central sindical cree contraproducente prescindir de 69 empleados y continuar con 122 restantes cuando «en todas las delegaciones existe personal contratado por ETT y personal propio que realiza continuas horas extras», por lo que acusa a la compañía de querer «precarizar el empleo».

De igual manera, el sindicato también ha rechazado la propuesta realizada por la empresa de disminución en un 10% las personas afectadas por el ERE a cambio de unos requisitos de flexibilización de las jornadas de trabajo.

Así las cosas, a falta de tres reuniones más que se producirán a lo largo de esta primera semana de junio, Comisiones Obreras valora la convocatoria de movilizaciones entre el personal de Hermes Logística, incluyendo la posibilidad de una huelga.

Hermes Logística que en marzo de 2020 absorbió a Trasmediterránea Cargo, la compañía de transporte por carretera de la naviera, presentó un ERE a mediados del mes de mayo,  quince días después de que las autoridades laborales le denegaran un ERTE por fuerza mayor a causa del coronavirus. Esta medida llevaba implícito el despido de 62 trabajadores de la plantilla del operador logístico, así como un ERTE para el resto de la plantilla.