En abril de 2020, coincidiendo con la declaración del estado de alarma en España, el consumo de carburantes de automoción en España se ha reducido un 59,1%, llegando a las 984.000 toneladas, según el informe de Cores, situándose el retroceso en el acumulado en un 21%, con 7.265.000 toneladas.

El consumo del gasóleo A se ha reducido un 55% durante el cuarto mes, con 887.000 toneladas, y un 19,9% desde enero, con lo que suma 6.061.000 toneladas. Mientras, el consumo de gasolinas ha caído un 77,8% en abril, alcanzando las 97.000 toneladas, situándose la cifra en las 1.204.000 en el primer cuatrimestre, lo que supone un 26% menos.

El consumo de fuelóleos ha anotado un descenso del 34,8% hasta las 488.000 toneladas anuales y del 34,4% entre enero y abril, con 1.928.000. Por su parte, el de querosenos se ha reducido un 92,9% en el cuarto mes hasta las 39.000 toneladas, y un 36,7% en lo que va de año, con 1.266.000 toneladas en total.

Respecto al consumo de Gas Licuado de Petróleo, GLP, ha caído un 26% en abril, con 159.000 toneladas, pero ha descendido un 6,2% desde que empezó el año, con un total de 874.000 toneladas.

En cuanto al dato del gas natural, ha caído un 22,3% a nivel mensual, para alcanzar un total de 23.777 GWh, mientras el consumo directo de GNL ha caído un 12,7% para colocarse en un volumen total de 777 GWh. En los tres primeros meses, el retroceso ha sido del 3,5% hasta los 3.869 GWh.