La epidemia de coronavirus está golpeando con fuerza a las plantas de automoción europeas, y muy especialmente a las españolas. En el caso de PSA, a consecuencia de la aceleración de los casos graves cercanos a algunas de sus instalaciones y a la ruptura de la cadena logística con algunos proveedores importantes, se ha decidido el cierre de las diferentes factorías repartidas por Europa hasta el 27 de marzo.

El calendario de cierres establecido se ha iniciado el día 16 en las plantas de Madrid y Mulhouse, en Francia. El martes 17 cerrarán las de Poissy, Rennes y Sochaux, también en el país vecino, así como la de Zaragoza, las instalaciones alemanas de Eisenach y Rüsselsheim, la de Ellesmere Port, en Gran Bretaña, y la de Gliwice, en Polonia.

El 18 se espera el cierre de la planta de Hordain, en Francia, la de Vigo, y la de Mangualde, en Portugal. Por último, el 19, será el turno de la de Luton, en Gran Bretaña, y la de Trnava, en Eslovaquia. Además, el cierre de las plantas de mecánica y brutos se ajustará en consecuencia.

Al mismo tiempo, Ford ha paralizado la producción en Almussafes, en Valencia, mientras negocia con los sindicatos las posibles medidas laborales a adoptar. El cierre se extenderá, de momento, a toda la semana, tras la confirmación de tres positivos por coronavirus en la planta.

Más cierres temporales

En el caso de Nissan, se ha paralizado temporalmente la actividad de su planta de la Zona Franca de Barcelona por los problemas de suministro de piezas que tenía desde hace varias jornadas, tras el confinamiento de los municipios de Igualada y Òdena.

Este lunes 16 de marzo, el comité de empresa tenía previsto negociar con la dirección sobre un posible Expediente de Regulación de Empleo Temporal. También en Barcelona, Seat ha parado durante cinco semanas la producción en Martorell, aunque mantendrá abiertos su centro técnico, el de recambios, la planta de la Zona Franca y la empresa de componentes de El Prat.

Respecto a Iveco, los trabajadores de la factoría de Valladolid han paralizado la fábrica, al considerar que la empresa no estaba tomando las medidas de seguridad oportunas, sobre todo teniendo en cuenta el cierre de la planta de Madrid hasta nuevo aviso.

A su vez, Renault ha parado la actividad en sus cuatro plantas en España, en las que trabajan más de 9.000 personas, de momento durante dos días, debido a la falta de suministros.

También la industria auxiliar

La industria auxiliar, inmersa también en está cascada de parones en la actividad, se ve impelida a tomar decisiones de parar. Así, Michelin ha decidido parar todas las actividades en España durante al menos ocho días, en las fábricas de Lasarte, en Guipúzcoa, Vitoria, Aranda de Duero, en Burgos, y Valladolid, y el centro de experiencias de Almería.