Representantes de los municipios que se adhieren al Grupo de Interes del Corredor Atlantico

Representantes de los municipios durante la firma de adhesión al Grupo de Interés del Corredor Atlántico.

Los ayuntamientos de Burgos, la localidad burgalesa de Miranda de Ebro y la palentina de Villamuriel de Cerrato se han sumado este pasado martes el Grupo de Interés por la promoción del Corredor Atlántico, conocido como Corredor Prioritario Europeo número 7, en Castilla y León.

El Grupo de Interés, coordina de forma conjunta las iniciativas para propiciar el desarrollo de la infraestructura ferroviaria, y tiene previsto presentar proyectos conjuntos ante la Unión Europea con el fin de captar financiación para el desarrollo de infraestructuras, como se ha puesto de manifiesto durante la firma del acuerdo para la adhesión de estos municipios.

Este acto supone una continuación de la firma del ‘Protocolo de Aveiro’ rubricado el 18 de julio, en el que se constituyó el Grupo de Interés, que surge de la inquietud de una serie de entidades y organismos que formaban parte de los proyectos Cencyl Ciudades y Cencyl Logística (de Portugal y España), y que vieron la oportunidad que el desarrollo de infraestructuras, que propiciaba el Corredor Atlántico a su paso por la Península Ibérica, podía aportar al crecimiento socio-económico de sus territorios.

Se trata de un proyecto que arrancó en 2004 con la firma del primer convenio de colaboración entre los puertos de Aveiro y Leixões, la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento de Salamanca.

Entre las actuaciones programadas figuran la finalización de tramos pendientes y completar grandes ejes, así como conectar zonas periféricas con las comunidades centrales.

También se pretende conformar una red ferroviaria interoperable con mercancías e integrar el ferrocarril y el transporte aéreo. Por último, está previsto optimizar la capacidad y eficacia de las infraestructuras y desarrollar aplicaciones telemáticas innovadoras.