Infraestructura ferroviaria que incorpora un tercer carril.

De esta forma, los 700 kilómetros que separan la frontera francesa de la capital murciana tendrán ancho de vía internacional en apenas dos años, según anunció el director general de Infraestructuras de Fomento, Manuel Niño.

Gracias a las dotaciones que en tres presupuestos han sumado 3.438 millones de euros, se ha puesto en marcha la implantación del ancho internacional (UIC) con la articulación de un tercer carril, que en 2016 estará ya instalado en el tramo entre Castellbisbal (Barcelona) y Murcia-Cartagena, lo que evitará que los trenes de mercancías tengan que cambiar de ejes en la frontera.

Además, en lo que va de legislatura Fomento ha adjudicado todas las obras entre Castellbisbal y Tarragona, 315 millones, y entre Vandellòs y Almussafes, 320 millones, ha licitado y adjudicado proyectos en varios tramos entre Moncófar y Castellón, y está redactando los proyectos entre La Encina y Alicante por 175 millones de inversión, y entre Alicante, Murcia y Cartagena.

Gracias a este calendario, Fomento prevé cumplir los plazos de ejecución previstos para que la conexión con Almussafes esté abierta en 2015 y la que llega hasta Murcia y Cartagena al año siguiente, cuando también se pondrá en servicio el tramo desde La Encina hasta la capital murciana.

«Estamos convencidos de que este corredor tendrá la capacidad suficiente y que, en las circunstancias actuales, procede implantar un tercer carril, ya que el problema del Corredor no es de capacidad sino de que exista ancho internacional», ha subrayado Niño.

Conectar los puertos

Por otra parte, el director general ha destacado las importantes mejoras que se están realizando en los accesos ferroviarios a los puertos españoles, lo que supone un elemento importante para la reactivación económica.

Además, ha precisado que la conexión del tercer carril del Corredor con el puerto de Barcelona abrió en septiembre de 2012 en ancho internacional y actualmente hay un protocolo de colaboración que prevé una inversión de más de 100 millones de euros para llegar al puerto. Así, Adif dedicará el año que viene 32 millones a este fin, más 20 millones que aportará la propia Autoridad portuaria.

Por otra parte, las obras de conexión al Puerto de Sagunto están pendientes de la Declaración de Impacto Ambiental, mientras que la información sobre el Puerto de Castellón se remitirá al Ministerio de Medio Ambiente antes de final de año con el objetivo de conseguir la misma autorización.

En Andalucía, los accesos a Algeciras y el tramo Almoraiba-Algeciras recibirá 50 millones en inversiones en los próximos años.