Royal Mail

El año pasado, Royal Mail tramitó 149 millones de paquetes durante las navidades.

En una última vuelta de tuerca por conseguir mejorar el servicio cuando los volúmenes se acercan al máximo con más medios, instalaciones y equipos, el correo británico Royal Mail tiene previsto abrir seis centros clasificadores de paquetería temporales en todo el Reino Unido para hacer frente a la avalancha de envíos de e-commerce que se prevé para los meses de noviembre y diciembre.

Esta es la octava vez que Royal Mail vuelve a crear esta red de centros temporales dedicados a atender el pico de demanda que se produce con la llegada del ‘Black Friday’ y las navidades en los que una plantilla eventual de 2.700 trabajadores separará y clasificará los envíos antes de su entrega a destinatario final por los servicios de última milla.

Los seis nuevos centros de clasificación se abrirán de manera paulatina de acuerdo a un plan interno que arranca a primeros de noviembre. Durante la campaña navideña del año pasado, el correo británico movió un total de 149 millones de envíos de paquetería, cifra que espera superar en los dos últimos meses de 2018 y que se tramitan en gran parte a través de estas instalaciones temporales.