Poco después de conocerse que El Corte Inglés está probando los servicios de Deliveroo para las entregas de comida a domicilio en el distrito madrileño de Sanchinarro, la cadena ya ha empezado a cerrar acuerdos para extender este proyecto a más zonas de España.

Las primeras ciudades en sumarse a la capital serán Sevilla y La Coruña, con lo que se pretenden valorar las posibilidades de este tipo de entregas en ciudades de diferentes tamaños y con distintas condiciones climatológicas, así como en distintas áreas dentro de una misma localidad.

De hecho, próximamente se implementará el servicio en el centro comercial de La Castellana, situado en el corazón de Madrid, una zona muy diferente a la de Sanchinarro, que cuenta con un área de influencia muy grande, en la que residen muchas familias.

Los ‘riders‘ de Deliveroo, que en la actualidad da servicio a 70 ciudades españolas y en 2020 prevé llegar a otras 20, tendrán que acceder a las instalaciones para recoger los platos preparados que escojan los clientes dentro de una amplia variedad de opciones.

El negocio de la comida preparada en los hipermercados y supermercados españoles ascendió a casi 3.000 millones en 2019, un 5,7% más que un año antes, lo cual pone en valor los esfuerzos de El Corte Inglés para impulsar este segmento desde sus numerosos centros.