El coste laboral por trabajador en términos brutos en el sector de transporte y almacenamiento fue de 32.373 euros en 2013, un 0,3% más en comparación con 2012, según los resultados de la Encuesta Anual de Coste Laboral (EACL), que completa los obtenidos  trimestralmente a partir de la Encuesta Trimestral de Coste Laboral (ETCL), que acaba de hacer públicos el Instituto Nacional de Estadística.

Esta cantidad del sector transporte y almacenamiento se sitúa por encima de la media de 30.844 euros, pero lejos de los 81.750 euros del sector de suministro de energía eléctrica gas, vapor y aire, o de los 60.023 euros del sector de actividades financieras y de seguros.

No obstante, el coste laboral de los trabajadores del sector está muy por encima de los 18.425 euros de media en la hostelería o de los 20.983 euros en el de actividades administrativas y servicios auxiliares.

El coste medio representa un descenso del 0,2% respecto a 2012. Si se restan las subvenciones y deducciones recibidas de las Administraciones Públicas, se obtiene un coste neto de 30.686,71 euros, que, en cambio, es un 0,1% más en comparación con el ejercicio de 2012.

Las comunidades con costes laborales más elevados en 2013 fueron País Vasco y  Comunidad de Madrid. Los más bajos se dieron en Extremadura y Canarias.