El coste laboral por trabajador y mes en el sector de transporte y almacenamiento se situó durante el tercer trimestre de 2012 en 2.601.55 euros, lo que supone un incremento del 2,7% respecto al mismo periodo de 2011. Así lo señala la Encuesta Trimestral de Coste Laboral correspondiente al tercer trimestre del año que acaba de hacer público el Instituto Nacional de Estadística.

De esta forma, el transporte y almacenamiento representa la segunda subida más destacada de los costes laborales por trabajador, sólo superado por el sector del suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado, con un 2,9%.

Según el INE, el coste laboral por trabajador y mes alcanza de media los 2.455,49 euros en el tercer trimestre de 2012, con un descenso del 0,1% respecto al mismo periodo de 2011. Del coste total por trabajador y mes en el que incurre un empleador por la utilización del factor trabajo, 1.805,63 euros corresponden a salarios y 572,25 a cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social. El resto corresponde a indemnizaciones y prestaciones sociales.

El coste salarial, que comprende salario base, complementos salariales, pagos por horas extraordinarias, pagos extraordinarios y pagos atrasados, medidos en términos brutos, aumenta un 0,3% en tasa anual, pasando de 1.800,84 a 1.805,63 euros por trabajador y mes. Si se excluye el factor variable de los salarios (pagos extraordinarios y atrasados), se obtiene el coste salarial ordinario, que aumenta un 0,2%.

Coste laboral según sectores económicos

El sector Servicios disminuye sus costes laborales como consecuencia del mantenimiento del coste salarial total y el descenso de los otros costes, en especial de las indemnizaciones por despido.

El coste laboral en Comunidad de Madrid y el País Vasco supera en más de 300 euros la media nacional. En Extremadura y Canarias dicho coste es inferior a la media en la misma cantidad.

Atendiendo al crecimiento anual del coste, Cataluña, Comunidad de Madrid y Comunidad Valenciana presentan las tasas más elevadas, mientras que Cantabria, Galicia y Asturias registran los mayores descensos.