La cancelación de escalas ha sido, desde el mes de febrero, la principal estrategia de las navieras para enfrentarse a la gran caída de los volúmenes de contenedores a nivel mundial desde el inicio de la pandemia del Covid-19.

El mayor pico de cancelaciones se ha registrado, según explican desde la consultora Drewry, en el mes de febrero, cuando se ha llegado a las 105 tanto en las rutas transpacíficas como en las existentes entre Asia y el norte de Europa o el Mediterráneo. Por el contrario, el nivel más bajo ha sido el de marzo, con solamente 33, lo que supone un descenso del 69% respecto al mes anterior.

En cuanto al mes de mayo, la cancelación de escalas en estas conexiones ha llegado a 82 de las 457 previstas para este periodo, lo que supone el 18% del total. El mayor número de cancelaciones corresponde a THE Alliance, con el 34%, seguida por la red 2M con el 30% y Ocean Alliance, con el 21%.

El comercio transpacífico ha sido el más afectado por la reducción de la capacidad, con 45 escalas canceladas, que suponen el 55%, seguido por las conexiones entre Asia y el norte de Europa o el Mediterráneo, con el 34%, así como las que conectan Europa y el Mediterráneo con Norteamérica, con el 11% del total.

En general, el número de cancelaciones de escalas se ha reducido un 12% entre abril y mayo, pero en las conexiones transpacíficas se ha registrado un incremento de las cancelaciones del 32%. Desde la consultora, explican que las navieras seguirán realizando estas prácticas durante meses y sugieren a los cargadores y transitarios que evalúen cuidadosamente la situación antes de realizar cualquier reserva y que adviertan a sus clientes de un posible aumento en los tiempos de tránsito.