PlaZa Cartel

Más del 75% de las empresas logísticas en Aragón reconocen que innovar les permitirá acceder a nuevos mercados y mayores cuotas, más calidad y rango de productos, servicios y procesos, menores costes, y reducir el tiempo de respuesta a las necesidades del cliente.

Así se desprende de un informe del estudio europeo SoCool@EU realizado por la Asociación Logística Innovadora de Aragón, Zaragoza Logistics Center, Instituto Tecnológico de Aragón, Consejo Aragonés de Cámaras de Comercio e Industria y Aragón Exterior.

El análisis es parte de las actividades del proyecto, SoCool@EU, financiado por el VII Programa Marco de la Comisión Europea con 2,5 millones de euros, que aspira a crear una plataforma para la cooperación entre las regiones europeas especializadas en el área del transporte y la logística.

Barreras a la innovación

Según el documento las empresas se enfrentan a distintas barreras para mejorar en innovación. Entre ellas se encuentra la escasa financiación de fuentes tanto públicas como privadas, el alto coste y a la vez poca cultura de innovación y la incertidumbre sobre la demanda.

Estos primeros resultados, arrojan que el crecimiento del clúster logístico de Aragón dependerá de su capacidad de innovar y de conectar las regiones de Europa en crecimiento con los mercados globales. Aragón jugará un rol importante en la conexión de Europa con el resto del mundo. Para ello, los factores regionales son adecuados, aunque hará falta optimizar sus usos.

El estudio demuestra que los factores de competitividad aragoneses favorables son: el acceso internacional, infraestructura digital, acceso a mercado de capitales, disponibilidad de inmuebles y bienes raíces, infraestructura para investigación, recursos humanos, y protección de la propiedad intelectual.

Sin embargo, se requieren unas mejores infraestructuras para sistemas de transporte multimodal con más flexibilidad, y menores costes de hacer negocios. Para llevar a cabo esta optimización, serán necesarios apoyos públicos que complementen los esfuerzos privados en iniciativas de I+D+i, principalmente en el caso de las pymes.