Los vehículos han sido contratados en régimen de renting por ocho años, por una inversión total de 7,5 milliones de euros

Los vehículos han sido contratados en régimen de renting por ocho años, por una inversión total de 7,5 milliones de euros

La Comunidad de Madrid ha incorporado 22 unidades de Renault Trucks D 14 CCF 4×4 a su cuerpo de bomberos. Estas unidades, dedicadas a la extinción de incendios, asistencia y rescate, están equipadas con todos los requerimientos técnicos para llevar a cabo satisfactoriamente su actividad y con la máxima atención a la seguridad de sus ocupantes.

Los vehículos han sido diseñados desde su origen para su carrozado como bomba forestal pesada y cuentan con una capacidad de origen para salvar todo tipo de obstáculos.

Han sido contratados en régimen de renting por ocho años, con una inversión total de 7,5 milliones de euros, incluidos la instalación de todos los materiales y equipos, el mantenimiento integral y el seguro de responsabilidad civil.

Estas autobombas sustituirán a los 20 Unimog de Mercedes que se adquirieron en 2007 y, por sus características todoterreno, se utilizarán como vehículos de primera salida para ataque directo al fuego en el ámbito forestal.

Se tratan de vehículos completamente protegidos contra el fuego, equipados de serie con protección ignífuga de los circuitos neumáticos, de gasóleo y eléctricos y jaula anti vuelco, conforme a normativa NFS 61517.

Los vehículos cuentan con un motor diésel de 280 CV y presentan un peso de 14 tn. Tiene capacidad para transportar hasta 3.100 litros de agua de los que 500 corresponden a autoprotección y disponen de un depósito de espumógeno de 60 litros.

Además, están equipados con una bomba centrífuga y un sistema de dosificación electrónica del espumógeno para mejorar la capacidad de extinción del agua, todo ello carrozado por el especialista sevillano Iturri.