Autopistas del mar

El informe detecta como una barrera la falta de continuidad de las rutas una vez que se ha detenido la financiación al proyecto.

Mejorar el concepto de ‘Autopista del mar’documento elaborado por la Unión Europea que se puede descargar en este enlace (formato pdf, en inglés, de 92 páginas y 4,5 Mb)

Desde la introducción del programa sobre las Autopistas del Mar en 2001, el concepto ha cambiado y se ha modificación siguiendo los progresos en el sector del transporte marítimo y los cambios en las prioridades de la agenda europea.

Por ello, la Comisión de Transportes y Turismo de la Comisión Europea solicitó un estudio sobre la ‘Mejora del concepto de la Autopistas del Mar‘ a fin de obtener una visión más completa de la evolución histórica del concepto.

El contexto en el que se produce esta revisión es el de la transformación de las redes transeuropeas de Transporte, TEN-T, y su financiación en el nuevo Marco Financiero Plurianual, a través del mecanismo ‘Conectar Europa’.

Este informe que ha presentado la Comisión proporciona información general de las Autopistas del Mar y la utiliza como base para proporcionar recomendaciones y posibles escenarios con el objetivo de mejorar el concepto y el programa europeo de las autopistas del mar. Estos análisis se basan tanto en las aportaciones de la investigación documental con en la información obtenida de los puertos y otros actores involucrados en su desarrollo y funcionamiento.

En general, el estudio ha identificado tres barreras en cuanto al progreso de las Autopistas del Mar.

En primer lugar, las partes interesadas en ellas no son lo suficientemente conscientes del programa de desarrollo, algo que se une a la falta de continuidad de las rutas una vez que se ha detenido la financiación al proyecto.

Por último, la cooperación entre los actores implicados no siempre es óptima, factores todos ellos que, combinados con otros obstáculos, implican que el impacto del desarrollo promovido por la UE de las Autopistas del Mar «ha sido menor de lo que cabría esperar».