El proceso de desarrollo de un nuevo camión se inicia muchos años antes de su lanzamiento. Durante ese tiempo, pueden cambiar muchas cosas, lo que requiere una visión del futuro para desarrollar un diseño que no solo sea oportuno en el momento de su lanzamiento sino que también sea considerado innovador.

Por ejemplo, Volvo comenzó a trabajar en el actual FH, en 2006, cuando nadie había oído hablar de los iPhone. Pero cuando el camión se presentó en 2012, los teléfonos inteligentes se habían convertido de repente en parte integral de la sociedad.

La inteligencia empresarial es un elemento importante del proceso de diseño para prever cómo avanzará la sociedad en un plazo de cinco, diez y quince años. El proceso lo abarca todo, desde entrevistar a los conductores hasta investigar las tendencias tecnológicas y culturales.

En opinión del director de diseño de Volco Trucks, Rikard Orell, «en el sector del transporte, los ciclos de producto son más largos que en cualquier otro sector, por eso es necesario que este se realice de forma sostenible«.

Hace un año, Volvo Trucks completó el mayor lanzamiento de la historia de la marca: se lanzaron seis nuevos modelos de camión en menos de un año. Todos ellos tienen tres características de diseño comunes: la marca de hierro, que ahora ocupa una posición más destacada justo debajo del parabrisas, la parrilla más grande con patrón hexagonal y los faros en forma de V. Pero el reto más complejo para el equipo de diseño fue transmitir las diferencias entre los modelos.

Por eso, la nueva serie de camiones es como una familia: está formada por individuos con personalidad propia y es en estas diferencias donde radica el potencial real de la serie.

Al desarrollar la nueva serie de camiones, se prestó especial atención al entorno de trabajo concreto para cada modelo. El uso de imágenes inspiradoras ha sido una importante herramienta durante esta parte del proceso de diseño.

«Se trata de una técnica de diseño tradicional que nos ayuda a captar la esencia de lo que queremos transmitir«, comenta Asok George, responsable de diseño de exteriores en Volvo Trucks.

«En nuestro sector, esto es especialmente importante porque creamos un producto complejo que a menudo hace las veces de lugar de trabajo y de hogar. Tenemos que tener en cuenta los requisitos técnicos y legales, además de superar las expectativas y las solicitudes de los clientes. Es una tarea difícil, pero como los diseñadores piensan visualmente utilizamos imágenes inspiradoras para estimular nuestro proceso creativo«.

«El Volvo FH16 es el camión de producción en serie más potente de mundo y por lo  tanto debería transmitir una sensación de fuerza, pero al mismo tiempo no queríamos que tuviera un aspecto demasiado «agresivo«. Por eso, la gracia y la armonía de los caballos salvajes expresa su fuerza y su libertad de una manera elegante.

Sin embargo, en el tablero de inspiración para el nuevo Volvo FMX se combinaban imágenes de entornos muy duros y materiales sostenibles. El resultado final es un camión que es robusto por dentro y por fuera.

Otro aspecto del trabajo es entender e incorporar los requisitos legales en el proceso de diseño, algo que también tiene que ver con la funcionalidad del camión.

«La parrilla grande de los nuevos camiones Volvo, viene condicionada porque los motores Euro 6 necesitan más aire. Así pues, el hecho de que nuestros camiones sean ahora más respetuosos con el medio ambiente ha dictado la naturaleza del diseño«, dice Asok George.

Del boceto al producto terminado

Una vez definida la visión para toda la gama, el siguiente reto era desarrollar cada modelo, teniendo en cuenta todas las limitaciones técnicas y los requisitos de fabricación pero sin perder la visión original.

«El boceto de la nueva serie de camiones comenzó ya en 2006, lo que exige una gran capacidad de visión de futuro. En definitiva, se trata de un trabajo metódico basado en los conocimientos y en la comprensión de nuestros clientes y de la comunidad en general«, añade Rikard Orell.