Tráfico en las ciudades

El Consejo de Calidad Ambiental ha dado el visto bueno a la nueva categoría de servicios del distintivo de garantía de Calidad Ambiental relativa a la gestión de las flotas de vehículos.

La nueva categoría contempla diferentes tipos de flotas, en los que se incluye turismos, furgonetas, camiones pesados, transporte colectivo y de servicios especiales, y diferencia entre las flotas vinculadas a una empresa, a una entidad o a una persona autónoma.

En cuanto a los criterios ambientales, establecidos teniendo en cuenta la diagnosis ambiental realizada en el sector de las flotas de vehículos urbanos, se basan en la gestión de la flota, la conducción eficiente, el tipo y estado de los vehículos y otras acciones de compromiso ambiental.

El establecimiento de esta categoría de flotas de vehículos tiene como principal finalidad contribuir a la reducción de las emisiones de contaminantes en las ciudades provenientes del transporte, y promover la ecoeficiencia y la sostenibilidad ambiental en la planificación, proyección y gestión de la movilidad, especialmente en entornos urbanos.

Además, el distintivo debe contribuir a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero provenientes del tráfico ro-ro.

Mejora de la calidad del aire

El desarrollo de esta categoría del distintivo forma parte de las medidas previstas en el Plan de actuación para la mejora de la calidad del aire en 40 municipios de la de Barcelona declarados zonas de protección especial del ambiente atmosférico. Un plan que tiene como objetivo reducir los niveles de contaminación que determina la legislación europea para los óxidos de plomo y nitrógeno.

El distintivo de garantía de Calidad Ambiental es una etiqueta ecológica que identifica aquellos productos y servicios que reúnen determinadas propiedades o características que los hace más respetuosos con el medio ambiente.

Esta ecoetiqueta, por un lado otorga una mejor información a los consumidores y usuarios y, por otro, promociona el diseño, la producción, la comercialización, el uso y el consumo de productos y de servicios que superan determinados requerimientos de calidad ambiental más allá de los que obliga la normativa.