En el que ha sido el primer proyecto llave en mano de más de 30.000 m² desarrollado en la primera corona en Madrid, en los últimos siete años., el operador en sus nuevas instalaciones centrales en la localidad madrileña de San Fernando de Henares, ha adaptado su operativa a las nuevas necesidades logísticas que marca un sector en constante evolución.

Estructurado en dos naves contiguas, el complejo combina una nave logística y una plataforma de cross-docking del mismo operador, con el fin de operar coordinadamente y potenciar el servicio same-day y home-delivery a los clientes de logística.

Con esta disposición se consigue alargar significativamente las horas de corte de los pedidos de almacén, incrementando las sinergias de los servicios de distribución con el transporte de larga distancia y facilitar la rotación de stock en unas instalaciones ubicadas en el principal eje para la actividad logística en el centro de la península ibérica y muy próximas a la ciudad de Madrid.

La colocación enfrentada de ambas instalaciones constituye un modelo que por primera vez sitúa en paralelo una nave logística y una plataforma de crossdocking del mismo operador.

Las instalaciones sitúan por primera vez en paralelo un almacén logístico y una nave de cross-docking de un mismo operador en la misma ubicación.

Este esquema, que Transaher ha replicado en la nueva plataforma de Valencia, ya operativa desde el mes de agosto, permite operar coordinadamente el negocio logístico y el de transporte, así como potenciar los servicios de distribución, al alargar la hora de corte, con la posibilidad de derivar directamente, sin tener que recurrir a servicios de transporte, mercancías almacenadas al flujo de distribución urbana.

Esto aporta una mayor flexibilidad y velocidad, precisamente en momentos en que la rapidez de las entregas se erige como uno de los elementos clave para la competitividad de los actores de comercio electrónico y la tendencia se dirige hacia el reparto ultrarrápido.

Ambas instalaciones se han construído en un operación inmobiliaria, promovida por Axiare que ha contado con Hermanos Barral como empresa constructora. Las naves cuentan con especificaciones de clase A para operadores logísticos y disponen de certificación LEED Gold.

El e-commerce manda

Con este traslado, el operador logístico culmina un proceso iniciado en junio de 2016, en el que ante las nuevas tendencias del mercado y con el objetivo de dar el mejor servicio a los clientes, se optó por el desarrollo de un proyecto inmobiliario llave en mano, estructurado en dos naves contiguas y destinado a hacer frente a las nuevas necesidades de gestión que impone el auge del comercio electrónico, una tendencia que está revolucionando la gestión de la cadena de suministro.

Este esquema de dos naves enfrentadas se ha replicado en la nueva plataforma de Valencia.

Este esquema de dos naves enfrentadas se ha replicado en la nueva plataforma de Valencia.

La primera de ellas está destinada a almacenamiento logístico y cuenta con una superficie de 26.500 m² sectorizado para riesgo alto.

Al mismo tiempo, como ya se ha mencionado antes, la segunda instalación cuenta con un alto nivel de conectividad, con el fin de facilitar el rápido intercambio de mercancías de alta rotación y, consecuentemente, estará dedicada a actividades de  ‘cross-docking’.

Esta instalación cuenta con una superficie total de 16.300 m² dedicados íntegramente a dar salida a la mayor velocidad mercancías que no son almacenadas, así como a servir como sede central para el operador logístico fundado hace más de 30 años, en 1985.

En paralelo con este cambio de sede central, Transaher ha iniciado en el último año, un plan de internacionalización que incluye el establecimiento de conexiones con Francia, Italia, Alemania y Reino Unido.

espinmo especial inmologística einmo