Observatorio Cetelem e-commerce 2015que se puede descargar en este enlace (disponible en formato pdf, en inglés, de 166 páginas, 2,5 Mb).

El e-commerce crece en España a un ritmo del 24% anual, un aumento imparable que está permitiendo al comercio on-line incrementar su peso en el mercado frente a las compras realizadas tradicionalmente en tiendas.

Así lo recoge el segundo informe sobre e-commerce elaborado por el Observatorio Cetelem, correspondiente a 2015, que recoge información sobre las compras on-line de los consumidores en los últimos 12 meses, junto a previsiones para el próximo 2016.

En concreto, el 30% de las compras realizadas por los españoles en 2015 se han hecho a través de Internet, mientras que el 70% restante corresponde a compras en tiendas físicas. En 2014, este ratio era del 25%-75%.

Además, también incrementa la fidelización de los usuarios, ya que aquellos clientes que afirman haber comprado por Internet en más de 10 ocasiones han pasado del 27% en 2014 al 29% en 2015. Por otro lado, más del 13% de los encuestados señala haber hecho su primera compra en los últimos 12 meses.

La logística del e-commerce

En lo que respecta al ámbito de la logística, cabe destacar el apartado del informe relativo al conocimiento y aceptación de los ‘puntos de recogida’, así como el papel del sector en las incidencias que se producen en el e-commerce.

Según el estudio, el 34% de los internautas españoles no conoce el «nuevo» concepto de ‘puntos de recogida’, por el que los establecimientos llegan a un acuerdo con los e-tailers para dar entrega de sus pedidos on-line.

Crecen las compras a traves de dispositivos moviles

Así, aunque el 66% de los usuarios si está familiarizado con este servicio, el 57% de los consumidores on-line no lo ha utilizado, un 36% lo ha solicitado para la recogida y el 14% restante se ha servido del punto de recogida para gestionar una devolución.

Por otro lado, el informe también señala que la logística y distribución de las compras on-line representan más del 60% de las incidencias de los consumidores. En concreto, casi el 40% se ha quejado de entregas con retraso y el 21% ha reclamado que nunca llegó su pedido.