En el estudio se analiza la situación del comercio electrónico y la compra por internet tanto, en España como en la Unión Europea, Asia y Latinoamérica, el e-commerce creció un 22,5% en España durante el pasado año 2013, por encima del crecimiento medio europeo que se sitúa en un 20,1%.

El informe subraya que el 32% de las personas que compran en España lo hacen a través de internet, una cifra que aún está lejana a la de los líderes europeos en e-commerce, como son Dinamarca y Reino Unido, con el 77% de su población y de la media europea, situada en el 47%.

El estudio prevé que 2014 cerrará con cerca de 17,2 millones de compradores on-line en España, y que entre 2014 y 2016 el número de compradores por e-commerce se incrementará en un 13,37%, por encima de países como Rusia, Estados Unidos, Francia, Alemania o Reino Unido.

Las tres principales razones de los españoles, según se apunta en el estudio, para realizar sus compras por internet son la comodidad (78%), el precio (73,2%) y el ahorro de tiempo (65,5%), mientras que el 55,6% reconoce que utiliza estos canales on-line por la facilidad de compra.

Respecto al perfil de comprador español, en 2013 más de la mitad de los consumidores por internet (57,4%) tienen entre los 25 y 44 años. Los jóvenes entre 16 y 24 años representan un 14,6%, mientras que los mayores de 55 años son menos del 10%.

El estudio también refleja lo que los europeos adquieren en sus compras on-line, siendo la ropa, el calzado y el material deportivo, con un 27%, lo más adquirido en la web.

Los libros y revistas, con un 20% les siguen en la clasificación, seguidos por artículos para el hogar (19%), mientras que el  18% de personas usan el e-commerce para comprar entradas para eventos y sólo un 15% lo hace para comprar música y películas.

Por otro lado, en el informe presentado por OBS se espera que en 2017 el comercio electrónico alcance un volumen de ventas global de 2.357 billones de dólares (1.834,3 billones de euros), lo que supondrá un 56,6% más que en 2014 y un 122,78% de crecimiento acumulado desde 2012.

En este periodo el mercado asiático será el primero, con una previsión de crecimiento del 28,53%, seguido por América Latina con un 14,96%, mientras que se estima además que África y Oriente Medio presenten unas cifras de crecimiento anual superiores al 20%.