Las exportaciones españolas on-line han crecido un 21% en el último ejercicio, un mercado en el que se establecen como potenciales clientes, además de la vecina Portugal, los países latinoamericanos de Argentina, Chile, Colombia y Perú.

Así lo recoge un informe elaborado por solostocks.com sobre las tendencias del comercio on-line B2B en España, que también indica, entre otros datos, que son los autónomos los que más apuestan por exportar sus productos a través de la red, habiendo crecido un 24,34% con respecto al ejercicio anterior.

La web ha realizado el análisis de 300.000 contactos comerciales por parte de empresas españolas, de las cuales un 21,97% son distribuidores mayoristas, mientras que un 16,83% son fabricantes y productores.

En cuanto a las relaciones comerciales de España con el exterior, cabe destacar los importantes crecimientos de las exportaciones hacia Australia, Ucrania, Estados Unidos, Chile y Georgia, mientras que las exportaciones con destino Rumanía, Polonia y Argelia han descendido sustancialmente.

Los empresarios apuestan por la cercanía

No obstante, los empresarios españoles siguen apostando por la cercanía a la hora de exportar sus productos, ya que el 19,5% de estos se dirigen al mercado de Francia, el 14,5% a Portugal y el 10% a Marruecos, aunque México supera a este último con el 10,4% del total.

Con respecto a los sectores de actividad, los más populares entre las empresas españolas que se decantan por el comercio electrónico son la maquinaria y equipamiento, moda, alimentación, y los tres productos que más exportan las empresas españolas en Internet son maquinaria de hostelería, bebidas alcohólicas y cerámicas para la construcción.

No obstante, el sector tecnología es el más demandado por los usuarios, mientras que hogar y material de oficina han experimentado un importante crecimiento en el último año.

Según afirman desde la plataforma web, el incremento de las exportaciones europeas viene motivado por el abaratamiento del euro, debido a que las empresas exportadoras pueden vender sus productos a precios más competitivos y llegar más fácilmente a compradores internacionales.