congreso atfrie valencia 2017

Para José María Margallo lo más importante del Brexit es la regulación del marco futuro de relaciones UE-Reino Unido.

El panorama que se abre para el transporte internacional tras la salida del Reino Unido de la Unión Europea es incierto y se abre a múltiples escenarios.

Sin embargo, lo verdaderamente importante de este proceso es el marco futuro de relaciones que se establecerá para cuando haya terminado el Brexit dentro de dos años, y tanto la UE como Gran Bretaña hayan separado sus pasos y caminen cada cual por su lado, según ha indicado José María Margallo, exministro de Asuntos Exteriores en el Congreso de Atfrie.

En este sentido, el Reino Unido está de acuerdo, a su juicio, con el actual marco que regula las actividades de transporte y lo mantendría en un futuro, aunque de acuerdo con las interpretaciones que hagan sus propios tribunales nacionales, que son los competentes.

Entre las posibilidades que se abren para el futuro marco de relaciones que regule los servicios de transporte entre la UE y el Reino Unido, Margallo ve factible que se establezca un régimen similar al que regula las operaciones de transporte entre los países de la Unión Europea y Suiza.

En este caso, se ha establecido una regulación específica de las condiciones sociales de los trabajadores del sector, unos estándares técnicos de los equipos de transporte y una regulación bilateral de los servicios de cabotaje.

Frente a otras posibilidades, este modelo sería el más apropiado, toda vez que las autoridades del Reino Unido no desean mantener la libre circulación de personas entre su país y el resto de la UE, una libertad que no puede separarse de las libertades de movimiento que también existen en la Unión para mercancías, capitales y servicios.

Sin embargo, todo queda a expensas de que se alcance un acuerdo definitivo. En este sentido, como cree el exministro, si se llega a un acuerdo, los cambios serán mínimos. Sin embargo, si no alcanza un acuerdo, el actual marco existente dejaría de ser efectivo y tendrían que establecerse nuevos acuerdos sectoriales.