El martes 30 de diciembre, el Gobierno ha aprobado una modificación normativa por la que el Estado asume el coste de la devolución del ‘céntimo sanitario’, el impuesto sobre los carburantes que fue declarado ilegal en febrero de este año.

El Gobierno ha incorporado una disposición adicional en el real decreto de medidas de sostenibilidad financiera de las comunidades autónomas y entidades locales publicado en el BOE, por el que establece que este coste será asumido por el Estado, algo que ya había anunciado el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

El pasado 27 de febrero, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea declaró ilegal el «céntimo sanitario», el impuesto sobre los carburantes de automoción cobrado por algunas autonomías y el Estado, por lo que obligaba al Gobierno a devolver lo recaudado.

Sin embargo, en septiembre se inició un conflicto entre el sector del transporte y el Ministerio de Hacienda por considerar este último que sólo debía devolver la cantidad que no superase el mínimo impositivo comunitario. Esta disputa acabaría en noviembre tras una amenaza de huelga general del sector y el compromiso del ministerio de devolver íntegramente el ‘céntimo sanitario’.

La recaudación debida al céntimo sanitario en todos los años en los que ha estado en vigor asciende, según el sector del transporte, a unos 13.500 millones de euros, aunque solo se devolverá el impuesto cobrado indebidamente a los usuarios que puedan acreditarlo, básicamente los profesionales.