Más iniciativa privada y mayor colaboración con la carretera. Estas son las dos recetas que el presidente de Puertos del Estado, José Llorca, recomienda para el éxito del transporte marítimo de corta distancia o short sea shipping según expuso este miércoles durante su participación en el el X Aniversario de la Asociación Española de Promoción del Transporte Marítimo de Corta Distancia -SPC Spain, celebrado en Madrid.

En su opinión, el pleno desarrollo de del transporte marítimo de corta distancia pasa más por la cooperación y la colaboración de todos los agentes implicados en el transporte y, especialmente, de la iniciativa privada y el transporte por carretera, que no tanto por las ayudas de las administraciones públicas.

No obstante, Llorca ha recocido que Puertos del Estado seguirá apoyando a la Asociación Española de Promoción del Transporte Marítimo de Corta Distancia, si bien desde la posición que adoptó hace dos años cuando cedió la mayoría de su representatividad al resto de asociados y abrió la posibilidad a las autoridades portuarias españolas a participar en la asociación, «con el fin de aportar un enfoque complementario al de Puertos del Estado, de gran interés para fomentar el SSS«.

En su exposición, el presidente del gestor portuario ha recordado el apoyo dado por el organismo público a la consolidación del Centro Español de SSS con una aportación económica «decisiva» de 500.000 euros desde su creación hasta 2010.

Es esencial, advierte Llorca, la participación activa de la carretera con el fin de aproximar este modo de transporte al sector marítimo-portuario. En esta labor, el presidente de Puertos del Estado ha reconocido que CETM tiene una «enorme importancia y por ello ocupa una de las vicepresidencias de la organización de promoción del SSS«.  En la medida que la asociación encuentre soluciones para todos sus asociados, «la organización adquirirá mayor representatividad«, ha reconocido.

También ha recordado que el PITVI presentado recientemente por la ministra de Fomento, Ana Pastor, contempla acciones concretas para promover el transporte de corta distancia y las autopistas del mar al considerarlos «ejes promotores de la política de transporte».

Sólido crecimiento

En los últimos diez años el transporte short sea shipping (SSS) ha crecido en España más de un 46%, pasando de transportar 25 a 41 millones de tn. Además, la demanda del SSS ha tenido un comportamiento muy positivo «incluso con la coyuntura económica actual, con un incremento del 11,7% anual desde 2009», según los datos referenciados por Llorca. Y ha sido en la modalidad de tráfico RoRo donde el crecimiento ha sido más destacado, con un 120% en el periodo 2000-2011, pasando de 7 a 16 millones de tn. Esto ha hecho que el RoRo represente el 39% del tráfico total de SSS.

Es esencial la participación activa de la carretera con el fin de aproximar este modo de transporte al sector marítimo-portuario

Es esencial la participación activa de la carretera con el fin de aproximar este modo de transporte al sector marítimo-portuario

En su panel, el máximo representante de Puertos del Estado ha puesto en valor las más de 60 líneas regulares de corta distancia enlazando 50 puertos. De hecho, «el 40% de las relaciones comerciales entre España e Italia se canaliza a través de las líneas SSS.

Las presiones medioambientales de Europa ponen en riesgo el SSS

Por su parte, Juan Riva, presidente de la European Community Shipowners Associations (ECSA) y de la naviera Suardiaz, ha reconocido que las nuevas reglamentaciones medioambientales europeas que entrarán en vigor en 2015 y 2020, y que limitan la emisiones de azufre de los combustibles marinos a la atmósfera, pueden suponer un freno a la expansión del transporte  marítimo de corta distancia.

En este sentido, ha informado Riva, «la ECSA trabaja para conseguir que la propuesta de la UE se asemeje al convenio Marpoll y, además, somos favorables a la necesidad de una normativa mundial en lugar de regional«.

Riva reclama a Europa «tiempo» para que los armadores puedan adaptarse a la legislación europea porque «2015 y 2020 están ahí ya mismo» y «nuestro gran problema está en la flota existente, sobre todo en los trayectos de SSS«.  Como ejemplo ha puesto la autopista del mar de Gijón, donde los costes «subirían un 6% y el tránsito del trayecto hasta Saint Nazaire pasaría de 14 a 18 horas, algo no asumible para el cliente sobre todo por la competencia que ofrecería la carretera».

Por supuesto, no ha olvidado reclamar que para la potenciación del SSS, los servicios en puertos «tienen que ser los necesarios y justos para lograr unos costes razonables en este modo», en clara referencia a la estiba portuaria.