Los últimos años no han sido color de rosa para el fabricante francés de semirremolques. Después de una caída significativa en la cifra de negocios, en caída libre desde el inicio de la crisis en 2007, se puso en marcha  un plan de recuperación en 2010, que no ha surtido el efecto deseado. Finalmente y sin conseguir una mejora significativa en la entrada de pedidos, Samro fue intervenida el 23 de octubre de 2012. Los casi 300  del fabricante de remolques y semirremolques, están a la espera de un comprador.

La liquidación judicial Samro no ha sorprendido a nadie, considerando la negativa evolución de la empresa en los últimos cinco años. En efecto, la caída de casi un 70% en la cifra de ventas en tan solo dos años, ha supuesto un lastre que ha terminado por hundir al fabricante galo, que en su día plantó cara al sistema de chasis bulonados de Shcmitz Cargobull, con su propio sistema de fabricación de chasis atornillados.

Así desde el año 2007, en el que se alcanzaron unas ventas record de 176 millones de euros, hasta los 55 millones de 2009, la caída ha sido imparable. El plan de recuperación iniciado en 2010, que incluía el desempleo parcial para los empleados no ha surtido efecto para mejorar la situación de la empresa.

A la espera de comprador antes del 23 de noviembre

Dos administradores han tomado el control de la empresa, hasta que aparezca un comprador, con la fecha límite del 23 de noviembre. Mientras tanto la actividad en Samro se mantiene, a la espera de la decisión final sobre el futuro de la empresa.

Samro cuenta en la actualidad con cuatro plantas de producción de remolques, semirremolques, chasis y carrocerías  en las localidades francesas de Fontenay-le-Comte en la Vendée y Bourneau, en la región del Atlántico Norte sur Loire y en Erdre Balbigny en el Loira.