Un reciente estudio de la Universidad del País Vasco ha analizado varios accidentes marítimos con el fin de conocer la influencia de las tripulaciones en las causas de los siniestros.

Así pues, el análisis concluye que las tripulaciones son responsables del 46% de los errores humanos en accidentes marítimos.

Dentro de este porcentaje, los investigadores también han incluido otros factores, como los fallos técnicos o los errores cometidos por las personas que trabajan alrededor de los buques, como personal de tierra y de puerto, inspectores o personal de las navieras.

Como consecuencia, los resultados muestran que el porcentaje total de accidentes atribuibles a errores humanos, sumando los errores de las tripulaciones más los no atribuibles a la tripulación, es del 75%.

Así pues, el trabajo también resalta que, pese a que el factor humano está implicado en muchos siniestros, no siempre la tripulación es responsable, ya que deben tenerse en cuenta otros factores como los fallos técnicos o los errores de otras trabajadores como personal de tierra y de puerto, inspectores o personal de las navieras.

El estudio certifica el papel clave que juegan las tripulaciones en el transporte marítimo, que mueve el 90% del comercio internacional, y llama la atención sobre la fatiga a que están expuestas tras largas jornadas de trabajo continuadas.

Con más detalle, el error humano en los buques de carga y pasajeros es del 82%, pero el error de las tripulaciones es solo del 43%, mientras que el error humano en los buques pesqueros es del 51% y el error de las tripulaciones es de casi el 47% del total de casos. Sin embargo, el error de las tripulaciones en los remolcadores aumenta hasta casi el 58%.