puerto malaga muelle

En marzo de 2009 el ferrocarril dejó de operar en el puerto de Málaga. Tras cuatro años sin servicio, finalmente las mercancías volverán a viajar sobre raíles. 

La primera operación que se llevará a cabo a mediados de mayo será con cemento ensacado procedente de la factoría cordobesa Votorantim, que llegará al puerto para ser cargado y exportado a diversos puertos del mundo, tal y como informa el periódico regional Málaga Hoy.

De este modo, dos barcos al mes cargarán cemento ensacado en las explanadas de carga de los muelles, donde la mercancía será cargada en las bodegas de los buques. Un spreader o barra balancín colgada de una grúa ejecutará las cargas y descargas. Los trabajaos para la estiba del buque se realizarán en un máximo de tres días. 

A la entrada del transporte ferroviario en el puerto hay que sumarle las bonificaciones de tasas del 25% que aplicará la Autoridad Portuaria a las actividades que se gestionen por ferrocarril, por lo que se abren nuevas oportunidades para los tráficos de importación y exportación.