Pablo Antolín explica las claves para fomentar el ferrocarril en España

Pablo Antolín explica las claves para fomentar el uso del ferrocarril en España

Para el director general de Railsider Mediterráneo y consejero delegado de DLEX, Pablo Antolín, el «futuro del ferrocarril pasa por el desarrollo de operadores de proximidad», según ha señalado en una jornada organizada por Induing en Bilbao. 

En su opinión, la mejora del sector pasa por una renovación e innovación en el parque ferroviario, una racionalización en la asignación de surcos, la eliminación de cuellos de botella y el desarrollo de Operadores de Proximidad, que permitan una distribución capilar y mejora de la conectividad entre terminales intermodales y puertos.

Estos operadores ya se están desarrollando con éxito en Francia, permitiendo agrupar la carga que genera una región y conectándola a la red nacional de ferrocarril, lo que redunda en el desarrollo económico de las regiones.

Para que algo así pueda llevarse a cabo en España, «es clave la intervención de los organismos públicos» para crear unas condiciones, similares a otras iniciativas públicas, a partir de las cuales las empresas privadas puedan desarrollar y poner en valor sus soluciones logísticas.

Autopistas ferroviarias

Por otro lado, para el director, el camión y el tren no son antagónicos, sino que se complementan. Por este motivo, las autopistas ferroviarias suponen una solución excelente para la reducción de costes, ofreciendo a su vez un alto grado de fiabilidad y flexibilidad.

«Es por ello que el desarrollo de estas autopistas es fundamental y debe tener prioridad», ha afirmado tras indicar que hoy en día existen diferentes soluciones y modelos de integración camión/vagón, por lo que «sólo falta apostar decididamente por ello”.

Mayor innovación

Durante su ponencia, Antolín también ha señalado que España necesita innovar más en lo que al transporte de mercancías por ferrocarril se refiere, algo que otros países «ya están haciendo». 

Entre las soluciones puestas en marcha en otras regiones destacan el uso de vagones basculantes para la carga de granel, vagones de 25 m para ciertas cargas, el transporte de palas eólicas en vagones adaptados o el proyecto ‘Marathon’, que aspira a crear trenes de 1.500 m mientras por España viajan ferrocarriles de 500 m.

Por todo ello, es imprescindible «avanzar en la intermodalidad y en la dimensión de las empresas ferroviarias. El modelo es el de operador global, ofreciendo valor en todas las partes de la cadena logística”, ha asegurado Antolín en su conclusión.