gnl gas natural gasinera

El país cuenta ya con 144 gasineras, aunque se prevé la apertura de 46 más.

A lo largo de 2018, el gas natural ha seguido consolidándose como una alternativa viable a otros combustibles más contaminantes, necesario para una adecuada transición hacia una movilidad limpia.

Prueba de ello son las 5.745 matriculaciones de vehículos a gas registradas en España, lo que supone un incremento del 146%. Entre ellas, se encuentran 508 camiones propulsados por GNL, 96 camiones de GNC y 936 furgonetas de GNC.

Actualmente, el parque de vehículos que utilizan gas natural suma 14.216 unidades, un 68% más que en 2017. Un total de 3.407 unidades corresponden a camiones de GNC y GNL, que han anotado un aumento del 127%, mientras que las furgonetas suman 2.000 unidades, lo que representa un ascenso del 93%.

Además, se han fabricado 13.700 vehículos de este tipo en las plantas españolas de Iveco, Seat y Volkswagen, que han exportado un 70% de las unidades. En cuanto a las infraestructuras, el país cuenta ya con 144 gasineras, aunque se prevé la apertura de 46 más. 

Más buques propulsados por GNL

El transporte marítimo también ha registrado un gran crecimiento de los proyectos relacionados con el gas natural, que es el único combustible alternativo a los derivados del petróleo que permite cumplir con los nuevos límites de azufre en el combustible establecidos por la OMI.

La flota mundial de buques propulsados por GNL ha pasado de 118 a 143 en el último año, aunque hay más de 135 en cartera y otros 135 están ya listos para funcionar con este combustible.

Destaca especialmente la apuesta de Balearia por esta energía limpia, que en los próximos tres años utilizará como mínimo en la mitad de su flota de ferries. Recientemente, ha iniciado la remotorización de seis de sus buques, que se sumarán a sus dos ‘smart ships‘ y el primer buque de alta velocidad para pasajeros y carga propulsado a GNL del mundo. 

En esta línea, los puertos españoles disponen ahora de mejores infraestructuras para el suministro de combustible a buques. Así, las plantas de regasificación de Barcelona y Bilbao ya cuentan con pantalanes adaptados para operaciones de bunkering ‘pipe-to-ship’, mientras en Cartagena y Murgados se están llevando a cabo actualmente las adaptaciones necesarias.

En total, se han realizado 60 operaciones de bunkering en España en 2018, de las cuales 58 se han realizado desde un camión cisterna y otras dos de buque a buque, movilizando un total de 4.617 m³.