Estacion de Butarque para gas renovable, Naturgy

Durante la COP25, se ha hecho hincapié en el potencial del gas renovable, biogás, gas sintético e hidrógeno.

La descarbonización de la movilidad será posible gracias a la progresiva incorporación del gas renovable en el mix energético. Esta es la conclusión que extrae Gasnam del actual desarrollo y consolidación del gas natural en la movilidad, que considera clave para la utilización futura de combustibles neutros en carbono, como el biogás o el hidrógeno.

Durante la COP25, la Asociación ha participado en una mesa de debate donde se ha hecho hincapié en el potencial del gas renovable, biogás, gas sintético e hidrógeno para la reducción de emisiones en el transporte.

En concreto, se ha explicado que el biogás refuerza la economía circular, ya que su proceso de producción se basa en la captura de los gases que se emiten durante la descomposición de los residuos orgánicos y que se transforman en combustible para vehículos mediante un proceso de depuración.

En cuanto al hidrógeno de origen renovable, se perfila como un vector energético versátil y clave de futuro para lograr un transporte más respetuoso con el medio ambiente. Se produce empleando energía eléctrica renovable en un proceso de electrólisis, generando un combustible con emisiones globales neutras.

Después, puede inyectarse a través de los actuales gasoductos que conducen el gas natural o utilizarse en vehículos, trenes y barcos de pila de combustible libre de emisiones. Gracias a estos avances, la ministra de Industria, Reyes Maroto, cree que España va a ser un referente en materia de movilidad sostenible.