Evolucion de los precios del gasoleo en España desde 2005

La reunión que mantuvo el ministro de Industria, José Manuel Soria, la pasada semana con los responsables de las principales petroleras demuestra la preocupación en el Gobierno por la la escalada de precios de los carburantes en los últimos tiempos y, en especial, por su impacto en la inflación. Así, con la economía en recesión, alcanzó el pasado mes de agosto el 2,7%, un máximo en este ejercicio.

Sin duda, si se compara la evolución histórica de los precios del combustible, la preocupación es más que evidente. En concreto, en la última década, los precios de los carburantes en España se han duplicado prácticamente, especialmente en el caso del gasóleo, el combustible más consumido en España. En septiembre de 2002 el litro costaba 0,701 euros por litro, según los datos del ministerio de Economía de la época. Ahora se vende a una media de 1,441 euros por litro, un 105,5% más, de acuerdo con el Boletín Petrolero de la UE.

El diésel superó por primera vez la barrera psicológica del euro por litro en mayo de 2006, mientras que la gasolina los hizo en julio de 2005. El diésel se ha encarecido en lo que va de año un 10,7%, mientras que en el caso de la gasolina, que ha subido un 11% desde enero, el aumento en la última década es ligeramente inferior, del 82,4%. En ese periodo, el barril de petróleo Brent (de referencia para Europa) ha experimentado un espectacular encarecimiento, hasta casi cuadruplicar su precio. Si en septiembre de 2002 el Brent rondaba los 30 dólares, actualmente se vende a unos 116 dólares. El coste de la materia prima supone un 44,6% del precio final de la gasolina y el 48,9% del diésel, según la Asociación de Operadores Petrolíferos (AOP), patronal del sector.

Los incrementos de precios de los carburantes en esta última década son muy superiores a los que ha registrado el IPC, del 30% hasta agosto pasado. 

De hecho, el grupo de Transporte es uno de los que más se ha encarecido en estos años (un 46,4%), tras los de Vivienda (+57,1%) y Bebidas alcohólicas y tabaco (+81%), de acuerdo con los datos del INE.

Desde la AOP se recuerda el creciente peso de los impuestos en los precios, que ya suponen el 41,5% del PVP de un litro de gasóleo y el 46,4% en la gasolina. Si en 2002, sólo Madrid aplicaba el denominado céntimo sanitario, actualmente Valencia, Castilla y León, Cataluña, Baleares, Cantabria, Castilla la Mancha, Navarra, Andalucía, Extremadura y Asturias aplican el tipo autonómico o han anunciado que lo harán a lo largo del año.

A ello se suma el efecto del IVA, que se repercute una vez contabilizado el resto de impuestos. Hace diez años, era del 16% mientras que desde el 1 de septiembre es del 21%.