Jornada ‘Transporte intermodal y métodos alternativos al transporte convencional por carretera’

Jornada ‘Transporte intermodal y métodos alternativos al transporte convencional por carretera’.

El gas natural como combustible avanza con paso firme en el sector del transporte, tanto en el marítimo como en el que se realiza por carretera, convirtiéndose en una alternativa a nivel global que, no obstante, precisa de un mayor desarrollo de las infraestructuras para explotar su potencial.

Así lo han señalado desde Gasnam en el SIL 2015, durante su participación en la Jornada ‘Transporte intermodal y métodos alternativos al transporte convencional por carretera’ organizada por el Centro Español de Logística (CEL).

Según afirman desde la asociación, las ventajas económicas y estratégicas del Gas Natural Licuado (GNL) para el transporte por carretera podrán convertirlo en el combustible profesional, papel que “ya no tiene el gasóleo” desde que se utiliza masivamente por los particulares.

Para ello es necesario un amplío despliegue de infraestructuras a nivel internacional que, carretera a un lado, dotará de una ventaja competitiva a determinadas zonas portuarias frente a otras, a lo que se ha de sumar la actividad económica generada por la transformación de buques o construcción de nuevos.

En este sentido, España destaca como líder europeo en la logística de aprovisionamiento de GNL, y cuenta además con la mayor flota de vehículos pesados del continente impulsados con gas natural, un total de 4.600. 

No obstante, la rápida implantación del GNL como combustible no solo se produce a nivel nacional. Así, la flota de pesados impulsados con el mismo ha aumentado un 35% en América en solo un año, mientras que China, con más de 240.000 vehículos pesados, se establece como potencia mundial en este sentido.

Además, en el sector marítimo, si bien es cierto que sólo hay en la actualidad en torno a 60 buques que funcionan con gas, más de 500 ya se están construyendo, cinco de ellos en astilleros españoles.

Comparativas con otras energías renovables

Por otro lado, desde la asociación han realizado una comparativa sobre la capacidad de los combustibles alternativos para “retirar” al petróleo del sector transporte por carretera. 

Los datos recopilados indican que los 10.000 vehículos eléctricos que hay actualmente en España consumen anualmente 15 Gwh de energía, el equivalente a 1.300 tn de gasolina.

Por contra, la energía consumida por los 4.600 vehículos impulsados por GNV, un total de 1.270 Gwh, permite al sector dejar de consumir 104.000 tn de diésel.