El secretario de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar en el Propeller Club de Valencia.

El secretario de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar en el Propeller Club de Valencia.

El Propeller Club de Valencia ha celebrado este martes 14 de abril un coloquio en el que se han analizado las ventajas y desventajas competitivas de España en materia de infraestructuras y transporte.

Durante el transcurso del mismo, el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda del Ministerio de Fomento, Julio Gómez-Pomar, ha analizado las principales infraestructuras desarrolladas por el Gobierno, las acciones normativas llevadas a cabo y la necesidad de posicionar al país como “el nodo estratégico que es en el flujo de mercancías”

De un modo particular, Gómez-Pomar ha incidido en la necesidad de que España se convierta en un nodo estratégico en los principales corredores de mercancías con Asia.

Para ello, el Ejecutivo está desarrollando tres proyectos para garantizar la competitividad del país, estos son el Corredor Mediterráneo, las conexiones ferroportuarias y el Fondo de Accesibilidad Ferroportuaria.

Otras actuaciones 

Gómez-Pomar ha destacado el “gran papel que desarrolla el sector logístico portuario en la economía española», así como las dificultades estructurales de Renfe Mercancías, “que arrastra unos problemas de eficiencia en la integración en la cadena logística que hay que resolver y que nos llevan al panorama que tenemos, en el que un 96% de las mercancías se transportan por carretera y sólo un 4% por ferrocarril”.

Finalmente, el secretario de Estado ha hecho referencia a dos leyes en tramitación que facilitarán el desarrollo del sector transporte, por un lado, la Ley del Sector Ferroviario, “que tras una primera lectura tiene que verse en el Consejo de Estado porque traspone directivas europeas” y la Ley de Carreteras, que se verá este viernes en el Consejo de Ministros.