Terminal de contenedores en Tenerife

Se trata de una regulación que amplía los conceptos de costes subvencionables para que se puedan compensar las desventajas de la insularidad.

La insularidad conlleva unos sobrecostes de transporte, tanto para las materias primas requeridas por la industria como para el producto final, que suponen una desventaja competitiva para las empresas radicadas en las Islas Canarias.

Por este motivo, el Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto que actualiza el marco aplicable a las subvenciones al transporte de mercancías industriales con origen o destino en esta zona.

Se trata de una regulación que amplía los conceptos de costes subvencionables para que se puedan compensar adecuadamente estas desventajas asociadas a la insularidad y mejorar así la viabilidad del sector industrial.

También se pretende modernizar la gestión de las ayudas, optimizando los trámites necesarios para su otorgamiento y reduciendo las cargas administrativas que soportan en la actualidad las empresas que las reciben.

Este marco normativo forma parte del conjunto de medidas que lleva a cabo el Ministerio de Fomento para mejorar el transporte en las Islas Canarias, como la subvención al transporte aéreo y marítimo de los residentes, las Obligaciones de Servicio Público o las bonificaciones e incentivos a las tarifas aeroportuarias.