Astilleros del Guadalquivir reciben al buque 'Clara Campoamor' de Salvamento Marítimo

Las ayudas públicas a la construcción naval se renuevan hasta 2020.

El Consejo de Ministros celebrado el 29 de octubre ha aprobado dos Reales Decretos que actualizan la regulación de concesión de herramientas de ayuda a la construcción naval.

Estas ayudas se renuevan hasta 2020 con el objetivo de fomentar la modernización del sector naval, su competitividad a nivel internacional y potenciar su digitalización.

Por un lado, el Gobierno mejora con esta normativa las líneas de apoyo financiero a los armadores para la construcción de buques de más de cien toneladas brutas, y por otro, se apoyan los proyectos de I+D+i para modernizar las instalaciones de los astilleros.

El Real Decreto flexibiliza y moderniza la subvención al tipo de interés de los créditos para la construcción de buques.

En este sentido, entre las novedades que introduce la norma se encuentran, por ejemplo, la inclusión de los buques de pesca como objeto de estas ayudas y la actualización de la documentación a presentar para justificar la solicitud de esta subvenciones.

Además, también se prevé que los beneficiarios podrán solicitar la autorización del órgano instructor para que la devolución del crédito vivo sea asumida por una entidad de crédito, una compañía de su grupo o un tercero, tras la entrega del buque.

Por lo que respecta a la nueva normativa de financiación de la I+D+i, ahora se contempla un nuevo acceso a las ayudas a la innovación en materia de organización y se prevé que lleguen más ayudas a las pequeñas y medianas empresas del sector.