El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto para la mejora de la normativa relativa a las inspecciones y controles a los que deben someterse los buques españoles, en cumplimiento de los compromisos internacionales.

Esta norma regula la actividad supervisora que lleva a cabo la Administración marítima para asegurar que los buques se diseñan, construyen y mantienen cumpliendo las prescripciones de seguridad aprobadas por la Organización Marítima Internacional.

Con esta modificación, se introducirán medidas para mejorar la eficiencia de la Administración y agilizar las inspecciones de buques. Los cambios permitirán a las organizaciones autorizadas realizar las inspecciones de control a los buques y a las compañías, de modo que se reducirán los tiempos de espera.

Asimismo, se permite a dichas organizaciones la expedición y renovación de los certificados de trabajo marítimo, para facilitar los trámites. Todo ello redundará en la mejora de la competitividad del pabellón español.