La Ley de 'transición ecológica' en Francia afecta directamente al transporte por carretera.

El Plan propone medidas para renovación del parque automovilístico y actuaciones de eficiencia energético en el ferrocarril.

El Consejo de Ministros de este pasado viernes, 15 de diciembre, ha aprobado el Plan Nacional de Calidad del Aire 2017-2019.

Entre los objetivos de este plan se encuentran los de garantizar el cumplimiento de la legislación en materia de calidad del aire en todos los ámbitos, reducir los niveles de emisión a la atmósfera de los contaminantes con mayor impacto sobre la salud y los ecosistemas, mejorar la información disponible en materia de calidad del aire y abordar la problemática de las superaciones del valor objetivo de ozono troposférico para la protección de la salud.

El documento, elaborado con la colaboración de Puertos del Estado, Aena y Enaire, entre otros organismos públicos, se articula a partir de 52 medidas agrupadas en ocho ámbitos: información, fiscalidad ambiental, movilidad, investigación, agricultura y ganadería, sector residencial, sector industrial y transporte, cuyo presupuesto total asciende a los 276 millones de euros.

En concreto, para el sector del transporte, el Plan prevé el establecimiento de ayudas que permitan la renovación del parque automovilístico actual y el fomento de los vehículos de energías alternativas y menos contaminantes, con un presupuesto de 50 millones de euros y el establecimiento de un programa de ayudas para actuaciones de eficiencia energética en el sector ferroviario, con un presupuesto de 13 millones de euros.