El Gobierno apuesta por el gas natural como combustible profesional

El Gobierno apuesta por el gas natural como combustible profesional

El Gobierno apuesta por el gas natural vinculado al transporte para fomentar la economía española. Así lo ha manifestado el ministro de Industria durante el III Congreso del Gas Natural para la Movilidad, que se ha celebrado este pasado miércoles 22 de octubre en la ETS Ingenieros Industriales de Madrid.

En su participación en el mismo, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha manifestado la necesidad que tienen España y Europa de superar el problema de vulnerabilidad y dependencia motivada por la crisis del Este europeo. Un objetivo en el que el gas natural como combustible tiene un peso importante.

“Tenemos plantas regasificadoras, red de gasoductos y la infraestructura necesaria para que, si entrelazamos los esfuerzos con Europa, podamos reducir esa dependencia en al menos un 40%”, ha indicado el ministro.

A través del informe ‘El gas natural vehicular en la economía española‘ se han destacado las ventajas que el uso de esta energía alternativa supone a nivel económico, medioambiental y laboral, entre otros, y la sitúa como la gran oportunidad de la economía nacional para despuntar en el mercado internacional.

«Nuevo combustible profesional»

Entre los ponentes del Congreso han estado presentes especialistas europeos, entre ellos Samuele Furfari, consejero del director general para la Energía de la Comisión Europea, quien también ha insistido en la necesidad de aunar esfuerzos públicos y privados para impulsar el uso del gas natural en el transporte marítimo y terrestre.

Por su parte, el presidente de la Asociación Española de Gas Natural para la Movilidad (Gasnam), José Ramón Freire, ha comentado la «posición envidiable» del país para liderar el cambio al combustible gas natural en el transporte en Europa, indicando que “puede llegar a ser el nuevo combustible profesional”.

Para ello, se hace necesario que las Administraciones adopten su papel como elemento clave tanto para la definición del marco legislativo, como en su papel de clientes del gas natural vehicular.

España como motor de cambio

El comercio del gas natural se ha convertido en los últimos años en una apuesta segura vinculado al sector del transporte. A nivel mundial, desde el año 2000 se han multiplicado por 12 el número de vehículos que hacen uso de esta energía, siendo 18,5 millones de vehículos en 2014 y con una red de más de 24.000 estaciones de cargaSe prevé, además, que el consumo se multiplique por 20 hasta el 2020.

En el ámbito marítimo, España se sitúa como el país europeo con mayor número de estaciones de servicio de gas natural licuado GNL, con 19 actualmente y 10 más en proyecto.

Actualmente, 50 barcos emplean esta energía, otros tantos se encuentran en construcción; y se prevé un crecimiento de hasta 10 veces más hasta el 2020, alcanzando 500 barcos propulsados por gas natural.

Por otro lado, estudios como el informe Eurogas Roadmap 2050 prevén que esta energía en auge sustituya un tercio del gasóleo consumido en el transporte de mercancías para el 2050.

 

El puerto de Vigo suministra por segunda vez GNL a un buque

Suministro de GNL en el puerto de Vigo.

Desde el punto de vista del cliente, la amortización aproximada de la inversión en vehículos a gas natural es de entre uno y dos años para los vehículos ligeros y pesados de mercancías, y de cinco años en el caso de un ferry de media distancia.

Sostenible y económico

En lo que se refiere a medio ambiente, las emisiones de CO2 son un 20% inferiores a las de un vehículo de gasolina, y 150 veces menores las de SOxEn el transporte marítimo las emisiones de SOx y de particulas prácticamente desaparecerían, las de NOx se reducirían hasta un 90% y las de CO2 hasta en un 20%. 

En cuanto a los efectos económicos más inmediatos que supondría el fomento del gas natural vehicular para España, se encuentran una contribución al PIB de unos 10.800 millones de euros para el año 2035, lo que representa un 5,4% del PIB actual, y la creación de 176.000 nuevos puestos de trabajo.

Perspectivas europeas

Por otro lado, con respecto a la regulación del gas natural, cabe recordar que en la Unión Europea ya ha sido aprobada la directiva comunitaria sobre el desarrollo de infraestructuras para combustibles alternativos ‘Clean power for transport’, donde el gas natural tiene un papel muy relevante.

Además, se plantean importantes ayudas como el programa europeo ‘Connecting Europe Facility’ que dispone de un presupuesto de 26.200 millones de euros para el período 2014-2020.