Debido al anuncio realizado recientemente por el ministro de Industria, Energía y Turismo, Jose Manuel Soria, por el que el Gobierno no tiene previsto una Ley de Contratos de Distribución, la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción, Faconauto, ha recordado al respecto que la demanda de regulación no es exclusiva de los concesionarios de automóviles, sino que ha sido una petición unánime del sector de la distribución comercial minorista.

El ministro puntualizó que será a través de unas Mesas de Diálogo, que ya han sido abiertas en el sector del automóvil, donde se adopten los acuerdos relativos a los postulados de la distribución comercial entre las partes de lo componen, que son las asociaciones automovilísticas y la administración.

Además, el titular de Industria ha apuntado que con esta decisión se manifiesta la «filosofía del Gobierno de arreglar los contenciosos entre las partes»  evitando actuaciones intervencionistas.

Reclamación de regulación

Sin embargo, el sector de la distribución minorista, que representa el 27% del PIB y está integrado por más de 385.000 pymes y un millón de empresarios autónomos, que mantienen 3,8 millones de empleos directos, viene reclamando esa regulación para reequilibrar la asimetría en las relaciones entre proveedores y distribuidores, en beneficio de la competencia y de los clientes finales.

Faconauto ha querido recordar al Gobierno que todos los partidos políticos apoyaron en la pasada Legislatura dar un mandato al Gobierno de tramitar por Ley los Contratos de Distribución, mandato que se confirmó en cinco votaciones en las que se expresó la voluntad política de acabar con los excesos y abusos a que conduce la actual falta de autoregulación.

Por su parte, Juan Antonio Sánchez Torres, presidente de la asociación de vendedores Ganvam, ha asegurado que con esta decisión del Gobierno se ha retrocedido a la situación del principio “y es un anacronismo que no haya una normativa que regule las relaciones entre suministrador y suministrado«. Sánchez Torres ha adelantado que»vamos a seguir luchando por la ley, pues es una norma que afecta a muchos sectores«.

En contraposición con estas demandas, el presidente de la asociación de importadores de automóviles Aniacam, Germán López Madrid, calificó el anuncio del ministro de «noticia satisfactoria que pone en valor los mecanismos de diálogo que se han abierto en el sector«, a través de la mesa y el comité al efecto. López Madrid aseguró que la Mesa de Diálogo será un buen instrumento y funcionará bien en cuanto se desarrollen todos sus mecanismos.

Concesionario de automóviles

Más de 1.500 concesionarios de automóviles han recibido un preaviso de resolución de contrato, con efecto en mayo de 2013.

Una Ley que estaba en proceso de tramitación

Las principales asociaciones del sector, Anfac, Aniacam, Faconauto y Ganvam, acordaron con el anterior gobierno dejar sin efecto la Disposición Adicional 16ª de la L.E.S. con la condición de que se tramitara en el Congreso un proyecto de Ley de Contratos de Distribución y presentara a las asociaciones un Código de Buenas Prácticas. 

Este Código se firmó el 10 de junio del pasado año, constituyéndose un Comité de Diálogo que se ha reunido en tres ocasiones, la última a iniciativa del Ministerio de Economía, sin que se haya producido ningún avance ni se hayan podido evitar las cancelaciones masivas de concesionarios.

A 31 de diciembre de 2011, más de 1.500 concesionarios habían recibido de las marcas de automóviles una carta de preaviso de resolución de sus contratos con efectos a 31 de mayo de 2013, incumpliendo la letra y el espíritu del Código de Buenas Prácticas del sector, lo que las deja en una situación de grave incertidumbre respecto a su continuidad y sin posibilidad de recuperar sus inversiones.

El Comité de Diálogo del sector, creado por el Código de Buenas Prácticas, propone un modelo de autoregulación del sector tutelado por el Ministerio de Economía, basado en los principios de lealtad y buena fe, que pretende desarrollar un catálogo de buenas prácticas que reduzcan la conflictividad en el sector. La situación creada por las resoluciones masivas de contratos urge la tutela inmediata del Gobierno y la búsqueda de soluciones concretas que eviten la pérdida irreversible de empresas y empleos en las pymes concesionarias.

Faconauto considera que el citado Comité de Diálogo debe acometer y resolver de forma inmediata las situaciones denunciadas, con la implicación activa del Gobierno, que ha apostado por esta fórmula de autorregulación tutelada.

Si ésta se revela ineficaz, como hasta ahora, no quedará otra alternativa que regular por Ley los contratos de distribución para evitar las situaciones de excesos y abusos a que conduce la falta de autoregulación de los proveedores.