AP-7 a su paso por Torreblanca

La liberalización del peaje se producirá cuando finalice la concesión, en 2019.

El Ministerio de Fomento agilizará los trámites para que las bonificaciones a vehículos pesados que circulen por la AP-7 hasta Torreblanca, en Castellón, estén disponibles a partir de febrero de 2019.

Así lo ha reconocido el propio José Luis Ábalos en la XI Jornada Empresarial PortCastelló-Mediterráneo, donde ha recordado que la liberalización del peaje se producirá cuando finalice la concesión, ese mismo año. 

Para estudiar las mejoras de conectividad necesarias una vez llegue ese momento, se ha creado un grupo de trabajo con la Generalitat Valenciana. Según el ministro, el objetivo es avanzar hacia un modelo único del Estado, sin desigualdades en función del lugar de residencia, aunque aún es preciso aclarar cómo se financiará la red de alta capacidad, de más de 20.000 kilómetros.

También se ha adjudicado ya la redacción del acceso al puerto de Castellón desde la CS-22 y del tramo Masía de la Torreta-Morella Sur, mientras que el nuevo acceso a Vinarós se licitará entre febrero y marzo de 2019 por un importe de 13 millones de euros.

Avances en el ámbito marítimo y ferroviario

Durante su intervención, Ábalos ha recalcado que los puertos españoles deben seguir trabajando en la mejora de su competitividad y accesibilidad, con el fin de alcanzar un crecimiento sostenido del tráfico con tasas anuales superiores al PIB.

Los principales esfuerzos del Ministerio de Fomento en el puerto de Castellón se están enfocando en la urbanización de la dársena sur. A principios de 2019, se licitará la construcción del muelle de graneles líquidos por cuatro millones de euros, y ya se está redactando el proyecto del acceso ferroviario.

Por su parte, el estudio funcional de la estación intermodal, en la que se invertirán 20 millones de euros, estará listo antes de que acabe 2018. En lo que respecta al Corredor Mediterráneo, desde Fomento insisten en que están trabajando para que esté en servicio en 2021.

Su intención es que en 2020, se implante el ancho estándar en la segunda vía entre Castellón y Valencia, mientras las obras para la conexión entre Valencia, Xátiva y La Encina finalizarán en 2021, igual que entre Vandellós y Castellón.