Astilleros polacos en Gdansk

El ministro de Industria y Energía, Juan Manuel Soria, ha explicado en el Congreso que el “enorme retraso”  por parte de la Comisión de la Competencia de la Unión Europea para resolver el expediente abierto a España con motivo de las bonificaciones fiscales (Tax lease) al sector naval privado se debe a las reiteradas negativas de la Comisión Europea a las propuestas que presenta el Gobierno.

Soria aseguró que se mantienen constantes reuniones, la última el pasado día 5, para establecer un nuevo sistema de tributación que permitiría a las navieras empezar a construir buques sin tener que devolver el dinero cobrado en las ayudas europeas.

El ministro explicó que el 1 de agosto, cuando vencía el plazo para la resolución, la Comisión Europea pidió una aclaración sobre las alegaciones presentadas por España y su nuevo plan. La contestación la entregó el 10 de agosto y, por ello, el plazo se ha alargado otros dos meses, hasta el 10 de octubre.

La idea que propone el ministro es que Bruselas apruebe un nuevo sistema de financiación para la construcción de barcos, al estilo del sistema que siguen Francia o el de otros países europeos, y que no conlleve la devolución de las ayudas.

Soria insistió en que el Gobierno quiere reactivar la construcción de buques y pretende evitar la devolución de ayudas por incompatibilidad del sector naval con la tax lease. La otra vía es la negociación con la UE de un sistema de contratación con igualdad de condiciones que otros competidores europeos. El nuevo sistema «no es distinto, ni privilegiado» sino que permitiría que España dispusiese de un sistema similar a los demás para construir buques, aseguró Soria.