Puerto brasileño de Santos.

El gobierno brasileño espera atraer fondos de inversión y desarrollo con estas privatizaciones.

Brasil privatizará seis terminales porturarias con el objetivo de atraer fondos de inversión y desarrollo. El gobierno brasileño espera que con las condiciones derivadas de las privatizaciones, que se prevé que comenzarán a realizarse el mes de marzo del año que viene, se recauden 443 millones de dólares (cerca de 388 millones de euros), de los que 368 serán destinados a la inversión.

Con estas inversiones se pretende mejorar y armar nuevas terminales. Por su parte, los 51 millones restantes se destinarán al pago de facturas, gastos y alquileres de la Autoridad Portuaria por la concesión de los 25 años del contrato.

Las áreas que se privatizarán son tres terminales graneleras, otra terminal en Vila de Conde de granos, una tercera terminal de fertilizantes en Santarem y otra en el puerto de Outero en Belém. Adicionalmente, el gobierno brasileño podría privatizar otras 20 nuevas terminales, que se efectuaría a lo largo del presente año.