De Guindos explica en el Congreso la posición del Gobierno en la situación concursal de La Naval

De Guindos explica en el Congreso la posición del Gobierno en la situación concursal de La Naval

El Gobierno aspira a que el proceso concursal en el que se encuentra el astillero La Naval de Sestao «atraiga inversores» y, para ello, está dispuesto a colaborar con la administración vasca en la búsqueda de «soluciones privadas». 

Así lo ha señalado el ministro de Economía, Luis de Guindos, este miércoles 13 de septiembre en el Congreso de los Diputados, a preguntas sobre la posición del Gobierno con respecto a la situación del astillero, formuladas desde el PNV.

De Guindos confía en que el astillero encuentre inversores porque su situación actual deriva de «un problema de gestión», ya que el astillero tiene carga de trabajo al tener cuatro buques en construcción: un ferry, dos dragas y un cablero.

Por otro lado, el ministro también ha confirmado a la diputada Idoia Sagastizábal, quien ha realizado la pregunta en la sesión plenaria, que una parte de los trabajadores «tienen derecho a ser recolocados» en Navantia, en virtud de un pacto que otorgaba una protección especial a la plantilla que trabajaba en Izar, hoy Navantia, cuando se privatizó el astillero.

El pasado día 8, el comité de empresa del astillero señalaba desde Bilbao, tras una reunión con la administración vasca, que el futuro del astillero sólo es posible con «el apoyo de los gobiernos central y vasco».

Críticas a Navantia

En la sesión plenaria del Congreso no han faltado las críticas, por parte del PNV, por el hecho de que Navantia pueda, desde 2015, competir con los astilleros privados en el negocio civil sin limitación alguna. Antes, el astillero público sólo se dedicaba a la construcción naval militar.

Navantia puede competir por los mercados de construcción de buques de gaseros o plataformas eólicas marinas «en condiciones mucho más ventajosas que el resto de astilleros privados, ya que cuenta con financiación pública y otro tipo de ayudas de las que los demás astilleros carecen», ha asegurado Sagastizábal.